CANAL MOLINA

Pedro C. Molina

Nuestro fundador, procurando mejorar la productividad de las tierras, decide su construcción.

Siglo XIX

Su construcción inicio a fines del siglo XIX, demoró 6 años en finalizar (1880-1886)

Símbolo

Esta obra maestra era impesada para la época, hoy es un símbolo de nuestra ciudad.

Un dique ya inexistente construido con troncos de algarrobo; un extenso túnel que atraviesa varios cerros; un acueducto sobre un arroyo y cinco canales que sumados recorren como una gran mano 25 kilómetros. No es un proyecto de riego futuro en la zona. Ni una obra recién culminada. Es el sistema de riego diseñado por el fundador de Almafuerte, Pedro C. Molina, a fines del siglo XIX (1880-1886), hace más de 100 años atrás.

 

Uno de los canales –el más conocido– parte en dos a la ciudad fundada por este político, escritor y periodista, presentándose como una pequeña cañada sobre la Avenida Buenos Aires, para muchos “la avenida del canal”. 

En su inicio tiene un recorrido subterráneo de 800 mts con 10 bocas de inspección distribuidas a lo largo de este recorrido. Otra de las obras que llaman la atención, es un acueducto sobre el “Arroyo Seco”, a unos 18 metros de altura. Su imagen remite a las de aquellos acueductos del imperio romano que figuran en los manuales de historia. Este sistema de riego no utiliza ningún tipo de bombeo que potencie el recorrido del agua, sino que corre por pendiente natural.

En su estructura cuenta con un canal maestro principal que nace en la Tercer Usina y brazos o canales derivadores que pasan; uno por los campos de este a oeste y por la ciudad de sur a norte, desembocando el agua en el lago Piedras Moras y el otro, que también nace desde el canal maestro, recorre de oeste a este los campos paralelos a la ruta E63, riega parcelas de la escuela Agropecuaria IPEM Nº210 y desemboca sus excedentes, más adelante en Río Ctalamochita.

Como resultado del Estudio General de Situación sobre escurrimiento de Desagües Pluviales de la ciudad, y además producto de observaciones y análisis particulares del sector; se determinó redireccionar las escorrentías pluviales de calles Tucumán y Mendoza y de esta forma solucionar un problema histórico que aqueja a la Ciudad de Almafuerte y a todos quienes transitan por sus arterias, principalmente las Av. Mitre y Urquiza. Al conducir estos cauces hacia la Av. Buenos Aires se descomprimen otros sectores de difícil solución como lo son la Av. Pedro C. Molina en su recorrido hacia el Lago Piedras Moras, y el antes mencionado canal de calle Mitre.

Otro aporte fundamental de esta obra es la de conducir el agua que nos es empleada, del Canal de Riego “Pedro C. Molina” de vuelta al Lago de donde es tomada, pero de una manera controlada; y no como ocurre en la actualidad por la cuneta de Ruta 36. Esta solución técnica, va acompañada de una resolución vivencial y estética ambicionada por todos y cada uno de los habitantes de la Ciudad, y es permitir que el agua circule de manera constante por el mencionado Canal, y no solo cuando es empleada para regar; esto le otorga a la calidad de vida de Almafuerte frescura y sonidos agradables. Con la solución de alcantarillas y pasos tipo sifón que se emplea, se logra un excelente resultado técnico-paisajístico para el sector y toda la Ciudad. Se mantiene la forma tradicional del Canal que atraviesa el Centro de la Ciudad, pero con tecnologías de última generación que permitirán estética y bajo mantenimiento.

 

Eventos


Un proyecto con historia

El trazado original de este canal de riego fue ideado por el Fundador de la Ciudad, el Dr. Pedro C. Molina. Se cuenta que él mismo realizó las mediciones y cálculos precisos y tuvo que ocupar mano de obra especializada para su construcción.


Audioguía

La historia de la ciudad, y los puntos emblemáticos de Almafuerte en formato audio.

Audioguía

Atractivos


Seguínos en Facebook


Portfolio Item 12
Portfolio Item 11
Portfolio Item 10
Portfolio Item 09
Portfolio Item 12
Portfolio Item 11